Destacado

Estreno digital “LO PERDIDO”.

Este es un agradecimiento, para todas aquellas personas que tuvieron a bien, pasarse por la proyección de nuestro largometraje “lo perdido” el fin de semana del 7, 8 y 9 de Febrero. Para nosotros, el estreno era algo muy importante. La culminación de un trabajo que llevó acabar 3 años y medio desde que se puso en marcha. Aunque es verdad que nos ha seguido dando trabajo durante un año más… Fue muy interesante, poder ver la película acompañados de vosotros. Para mí en cada pase hay un aprendizaje, que sólo se puede dar cuando se llega a ese momento.

Gracias también a los que se pasaron por la proyección en Tarancón.

Os dejamos los enlaces, en los que podréis ver la película: Filmin, Amazon y flixolé. Os animamos a compartirla con vuestros amigos. Os mantendremos informados, de las novedades que vayan ocurriendo alrededor del proyecto.

Estas son las 11 piezas del metraje, con las que hicimos la campaña en redes. Os recomendamos que las veáis en orden, algunas no están dentro de la película:
01. Lo perdido.

02. Santiago e Italia.

03. Suiza.

04. Archivos.

05. Barcelona.

06. CHP (Colegio de Huerfanos de la Policia)

07. Laboratorio.

08. Sueños.

09. Cenizas.

10. Playa.

11. Espacios.

Trailer del documental.
Un saludo a todos.

Estreno.

Este es un agradecimiento, para todas aquellas personas que tuvieron a bien, pasarse por la proyección de nuestro largometraje “lo perdido” el finde del 7, 8 y 9 de Febrero. Para nosotros, el estreno era algo muy importante, la culminación de un trabajo que llevó 3 años y medio desde que se puso en marcha, hasta que se acabó. Aunque es verdad que nos ha seguido dando trabajo durante un año más… Fue muy interesante, poder ver la película acompañados de vosotros. Para mí en cada pase hay un aprendizaje, que sólo se puede dar cuando se llega a ese momento. Por otro lado, anunciaros que a partir de este Viernes 21, estará en Filmin, Amazon y flixolé, para que podais verla y compartirla con mucha más gente. Os mantendremos informados, a todos los que seguís este espacio, de las novedades que vayan ocurriendo alrededor del proyecto.

Gracias a todos!

ESTRENO LO PERDIDO. ENTREVISTA EN EL VÓRTICE Y CLIPS 8-10

Arosa hotel banco

El estreno se acerca.

El sábado pasado en el Vórtice Mitoa Edjan Campos nos hizo a Jorge, Raúl y a mí una entrevista muy interesante.

Aquí tenéis el enlace.

EL VÓRTICE. Recuperando lo perdido. 

Además incluyo los siguientes clips:

En el octavo aparecen dos sueños que reflejan nuestros temores.

En el noveno las cenizas de mi padre sirven como telón de fondo para contar dos historias entre él y yo.

En el décimo camino por la playa de la Barceloneta esperando, tal vez, encontrarme a las personas que perdí.

Os esperamos en el Artistic Metropol. Viernes, 22.00 horas; sábado, 22.00 horas; domingo, 20.00 horas.

No faltéis. Y gracias por difundirlo.

ESTRENO: 7 DE FEBRERO, 22.00 HORAS. ARTISTIC METROPOL. CLIPS 4-7

FOTO (2)

A una semana más o menos del estreno subimos cuatro nuevos clips.

El primero se rodó en Tarancón. En el archivo del ayuntamiento encontré los nombres de mi abuelo, de mis bisabuelos, de mis tíos y tías abuelas. Nombres; el tacto del papel que conserva su memoria.

El segundo fue en Barcelona. Hablo de mi abuelo, pero el protagonista de este clip es esa pared que aún conserva el recuerdo de las letras que tuvo, la huella de un pasado del que ya no queda nada, barrido por la gentifricación y la desmemoria.

El tercero se rodó en el Colegio de Huérfanos. La infancia de mi madre. La recuperé cuando conocí este espacio. Siempre que entro en este edificio, vuelvo a estar con ella. La había perdido y he vuelto a recuperarla.

El cuarto gira alrededor de una fotografía. Saco a mi padre de entre los muertos gracias a la magia del revelado. Vuelve. Es una imagen que aún me hace temblar. Y llorar.

No os olvidéis. Estreno en el cine Artistic Metropol, calle de las Cigarreras, 6. Metro Acacias o Embajadores.

Este sería el enlace para reservar y comprar las entradas.  Las sesiones serán en

Viernes 7 de febrero,
22.00 h.

Sábado 8 de febrero,
22.00 h.

Domingo 9 de febrero,
20.00 h.

 

 

FESTIVAL DE NYON

dav

Por primera vez hemos tenido Jorge y yo la experiencia de estar al otro lado; no éramos sólo espectadores -que también lo fuimos-, sino que veníamos con un documental, una obra bajo el brazo.

Nyon es una población muy pequeña que ronda los 20.000 habitantes. Que uno de los mejores festivales de documentales sea este, dice mucho en favor de sus vecinos. Disfrutan de un buen nivel de vida, evitan los problemas de una gran ciudad -el estrés, la delincuencia- y, además, se interesan por la cultura y el mundo que les rodea.

En un mercado encuentras de todo, por supuesto. Novatos, como nosotros, que intentan convencer a responsables de festivales, periodistas o distribuidores que su obra vale la pena. Otros son profesionales; se les nota, llevan años ofreciendo un producto y vendiéndolo. Se manejan como pez en el agua: es su hábitat, el trabajo y la experiencia de años les precede.

Había pocos españoles y eso hacía más difícil el objetivo. Mi italiano ha ayudado -¿quién sabe si no será en Italia donde se estrene el documental? ya que mis sensaciones fueron mejores con los italianos que con los españoles-, pero sin el inglés, nada ni nadie existe. Su conocimiento es indispensable, si quieres tener una oportunidad de que te escuchen. Y cuanto mejor sea el nivel, más posibilidades habrá.

Es cierto que, al final, serán las imágenes y la historia quienes hablarán por nosotros, pero, aún así, ayuda.

No sabemos si quienes lo vean -a eso se han comprometido- les gustará Lo perdido. Ni si decidirán seleccionarlo. Por lo menos, hemos hecho todo el esfuerzo que estaba en nuestra mano.

Aprovechamos para conocer la ciudad: un castillo, un lago agradable, unos edificios bien conservados, algunas ruinas romanas -un anfiteatro y un museo en cuyo interior hay restos de una antigua basílica romana (era un edificio donde se administraba justicia, por cierto) –

sdr

y, ¡cómo no!, para ver algunos documentales de la sección oficial.

La vida en común, una mirada amable, entre la leyenda -la figura del puma- y la realidad más cotidiana y empobrecida de los niños protagonistas. Tiene su aquel, aunque no logró atraparme del todo.

Antes de que empezara la proyección un gato dormía profundamente en la penúltima fila. Tuvo que marcharse, ya que la sala se llenó. Al salir, nos lo volvimos a encontrar en la escalera. El cine es un buen sitio, sin duda, para no pasar frío.

Looking for the man with the camara de Boutheyna Bouslama; me atraía la voz en off, esa parte en la que la narradora hablaba de sí misma, de sus pensamientos, de las razones que la impulsaban a buscar a un amigo de la infancia desaparecido en la guerra de Siria. Me interesaban mucho menos las entrevistas y el planteamiento político.

Los cortometrajes que vi eran de calidad variada, aunque todos de buena factura.

L’usage des vivants (En memoria de los vivos) de Pauline Fonsny es un puñetazo en el estómago, muy bien rodado y con gran fuerza visual. Los inmigrantes -se centra en un caso ocurrido en Bélgica hace dos décadas- mueren; sus asesinos -¿no lo somos todos?- quedan impunes.

Dans les ruines toma Pompeya como símbolo del paso del tiempo y de la relación de la cineasta con su propio padre. Tiene Selina Weber una sensibilidad especial; sabe captar los pequeños detalles y busca en las conversaciones y en las entrevistas con la gente la clave, el meollo; llega al fondo de manera ligera, sutil, precisa.

Tres cortos de escuelas. Una española -que conocimos personalmente-, un italiano y una suiza que rodó en Cuba. Todos tienen aciertos y conocen los mecanismos del lenguaje cinematográfico.

sdr

Para terminar, vimos Norie de Yuki Kawamura. Si tuviera que resumir en una frase esta película, sería la búsqueda de un padre y el hijo cineasta de su esposa y madre, muerta prematuramente, hace más de 30 años. El director es valiente. Y su hermana. Aún mas, su padre, que acepta desnudarse, mostrarse emocionalmente sin barreras. El mejor momento es aquel donde el dolor se expresa de manera sencilla, con una cámara fija. El rostro del padre tiembla; llora, avergonzado, en medio de un restaurante, a la hora de la comida. Recuerda a la mujer que perdió. No quiere hacerlo, pero sabe que es necesario.  Nadie le escucha; sólo su hijo y nosotros. Y esa elección, la de lugar, potencia aún mucho más lo que nos está contando. Seguir leyendo “FESTIVAL DE NYON”

KYOTO

PANORÁMICA RÍO EN KYOTO

Si en la anterior entrada daba por concluido el documental, en esta puedo decir que estoy a punto de terminar de pagarlo. Que no es moco de pavo, porque los gastos han sido cuantiosos, sin ningún tipo de ayuda oficial o privada.

Tras muchos dimes y diretes con las discográficas, una de las canciones fue eliminada. Y en la otra tuvimos que aceptar una versión diferente. Eso nos obligó a hacer algunos cambios que no variaron en líneas generales el conjunto de la obra. Aunque el pago ya se ha realizado, a estas alturas aún espero la llegada de los contratos firmados por las discográficas. Mucho se podría decir sobre la “tiranía” de estas empresas multimillonarias. Ellos imponen precios y deciden. Los demás sólo podemos bajar la cerviz y aguantar el chaparrón.

Tenemos un cartel, que divulgaremos, cuando sea el momento. Y aún está por hacer un trailer. Hemos empezado el envío a festivales. Sólo queda esperar que, a pesar de algunas deficiencias técnicas y algún momento narrativo más flojo en la parte central del documental, logre despertar el interés de los personas encargadas de la selección.

Tras el final de la “negociación” -si se puede llamar así a que las discográficas dicten un precio y tú te lo comas- llegó el tiempo de hacer la copia que se proyectará en cines o festivales -si tenemos la fortuna de que nos escojan-. Por un lado está el 5.1. -sistema de audio que permitirá que se pueda proyectar en salas- y, por otro, hacer un DCP -el archivo digital que se proyectará-.

En noviembre o diciembre, a más tardar, tendremos el DCP, sea cual sea el sitio que elijamos. Del 5.1. nos ocupamos este viernes.

Lo hemos hecho en una sala que se llama Kyoto. No sé por qué tiene ese nombre, pero me agradó la coincidencia.

Kyoto es una ciudad hermosa. Me sentí como en casa, cuando estuve allí, hace exactamente dos años. Mis sueños, en la habitación donde pasé siete noches en la segunda quincena de octubre del 2016, fueron tranquilos. Aún los recuerdo: soñé con mis padres. No tenía miedo de morir. La vida fluía; el presente se hacía eterno.

Al otro de la cristalera, junto a la habitación donde descansaba, había un jardín. Aunque  estaba abandonado, me atraían detalles como las raíces de un árbol que salían a la superficie o los farolillos de piedra, apagados, sin luz, desperdigados por aquí o por allá. Y los gatos, asilvestrados, que huían despavoridos, en cuanto me acercaba al ventanal. Me imaginaba que eran los mensajeros de los sueños; ellos me habían traído las imágenes de mis padres, mientras dormía.

A veces siguen estando conmigo, como en Kyoto.